¡Volveré!

Espaciar las entradas, dejar otras a medias en borradores hasta que ya no tiene ningún sentido editarlas, he llegado hasta a pegar sin formato un post de otro blog…

¿No me digan que no estaba cantado? Pido perdón, por irme… y por volver, pero les compensaré así:

  • No hablaré más del PSOE socialistas, no sólo porque me autocensuro ahora más que cuando militaba, sino porque ya hay otros que -en cuanto vieron la extracción de los participantes en la Conferencia Política explicaron muy bien que pasaría- como @MarianoBeltrán.
  • Escribiré más por aquí y menos esos tuits horribles que acaban en (1), (2), (3) y así hasta (y&) que parezco Niño Becerra….
  • Y compartir más cosas, además de otros blogs, para empezar, por ejemplo canciones, “que no todo es política” 😉

En fin, aprovecho la efémeride -no la del infausto congreso que sería mañana ni de la nonata conferencia de Organización [ven, no estoy hablando del PSOE] sino- del nacimiento de Juan Negrín para contarles que esta tierra grancanaria por fin le hace justicia al político después de haberlo hecho al doctor en Medicina y hoy se inauguraba en la sede de la fundación homónima el archivo con el inmenso material que nos dejó.

En fin, para terminar y hablando de música, como no podía ser de otra manera…

Pete Seeger, en el mítico concierto de Barcelona.

Anuncios

Sacrificar el Senado, ¿qué será lo siguiente?

Lo bueno del (neo)fascismo español es que se le ve venir, lo malo es que no hay quien lo pare.

Tras las pensiones, la última reforma estructural -las de ellos, las que acaban con derechos y no con PPrivilegios- que le queda al Partido Popular -y que esperan tenga el efecto salvífico de reconciliarle con su electorado- es la reforma de la estructura del Estado, que a veces -para generar más confusión si cabe- denominan “reforma de la Administración”.

La reforma local se lanzó con el globo sonda de la reducción de un 30% lineal de los concejales pero fue un fiasco porque nadie identifica que los ediles -la mayoría de pueblos- sean caros –efectivamente no lo son– y la reforma se concreta al final en privatizar los servicios públicos municipales y depauperar a los trabajadores pero sí guardan una perita en dulce para el postre: eliminar el Senado y más ahora que el PSOE ha decidido “cerrarlo” y de paso desprestigiar el trabajo de sus senadores –actuales y anteriores que no han dicho nada en público al respecto en un mes– con una propuesta que los sustituye por embajadores de las Comunidades Autónomas (epígrafe 5.1, página 19) que votarían sólo algunas leyes. Esta propuesta se llevó a Oviedo a esa pantomima de debates -“Diálogos” los llaman- que hace el PSOE para justificar su reposicionamiento ideológico y la negativa a convocar la Conferencia de Organización por parte de la dirección actual -de ilegítima la califico yo por esa misma razón-. Por supuesto, este tema no se nombró en las conclusiones:  y casi una semana después, no existe ningún documento ni declaración con la que poder saber en qué quedó ese “debate”.

¿Quién defenderá el Senado entonces? ¿CiU y PNV, que prefieren una relación bilateral de Cataluña y País Vasco con el estado central y que están “a otra cosa”? ¿BNG que desde que su senador estrella tuviese sus 15 minutos de gloria en Salvados no ha vuelto a hacer ninguna propuesta al respecto? ¿IU qué se limita a repetir que merece una reforma radical -sin especificar- pero que con su actual configuración tiene una representación residual de 2 que llegó a ser en 2007 de ninguno? UPyD aún menos porque, al igual que IU, nunca va a tener una representación decente y sobre todo porque su estrategia “veleta” de decir lo que cree que los votantes quieren escuchar la llevó hace tiempo a adoptar los análisis y propuestas 15mayistas según los cuáles los coches oficiales y el Senado son los dos cánceres de este país y como tal deben ser extirpados.

¿Y Coalición Canaria? Sería lógico si de verdad fuera un partido que defiende al archipiélago puesto que el Senado es la única cámara donde los ciudadanos de las llamadas islas no capitalinas tienen al menos un representante sin depender de los repartos de poder de los partidos al hacer las listas como pasa en el Congreso pero su líder -mago listo y estudiado como es- viendo el avance del sentimiento anti institucional imperante se lanzó a proponer su cierre si no se reforma -sin mojarse con cuál es su modelo, claro-. ¿Que pensarán los senadores de CC: Narvay Quintero y Miguel Zerolo? Pues el primero no lo sé porque no me ha respondido a las dos preguntas al respecto que le he hecho y el otro bueno, no pensará en nada más que en seguir siendo aforado.

Este clima favorable a eliminar una cámara de representación de la ciudadanía -porque eso es lo que es el Senado- tiene “argumentos” fácilmente rebatibles pero hay uno que además es especialmente peligroso: “es que estamos en crisis y el Senado es caro” por lo que siguiendo esa lógica -llamémosla directamente neofascista- podemos eliminar en su lugar los parlamentos autonómicos u otras administraciones menos democráticas -puesto que no las eligen directamente los ciudadanos- como las Diputaciones provinciales o el culmen de lo antidemocrático: la Casa Real -casualmente los fans del argumento económico sostienen sin datos que es más barata que una Jefatura del Estado republicana, sin aportar datos, por supuesto-.

Todo esto dicho de otro modo: no es economía, es ideología. ¿Quién los parará?

Visita virtual al Senado

Actualización: En 48 horas he tenido: una respuesta en Twitter de Narvay Quintero -no a lo que yo le pregunté pero respuesta al fin y al cabo- y un comentario -sí, uno sólo- que me informa de que un senador socialista, nada más y nada menos que Xisco Antichponente en la comisión de reforma del Senado- calificó de error la propuesta -por cierto no debatida con el grupo parlamentario de senadores socialistas según se deduce-. 

A lo mejor serán los isleños quiénes paren este ataque antidemocrático. ¡Qué así sea!

Certezas de un republicano hoy.

La noticia rosa del día -o de política europea ¿quién sabe ya?- es la abdicación de Beatriz de Holanda. Por cierto, abdicación es que venga otro rey por si no había quedado claro, Pere Navarro.

Yo en cambio, soy republicano y ya lo era antes de que fuera mainstream. Y aparte de la broma, sí, republicano también hoy, pasadas ya más de 2 semanas -y parece que fue hace más de 2 meses- desde que se conmemorase el 82º aniversario de la proclamación de la II República y hoy estoy más convencido de 5 ideas:

  1. I Republica No sólo nunca celebramos la I República… se proclamó el 11 de febrero -sí, lo he tenido que buscar- sino que además mitificamos la II justificando cualquier error por su trágico final y eso seguirá alejando a amplios sectores de la(s) derecha(s) de la lucha por el ideal republicano -y sí, los necesitamos-.
  2. Juan Carlos I, el Ilegítimo, debió abdicar mientras gobernó el PSOE, partido monárquico que hubiese podido anular gran parte del descontento social. Ahora es inevitable que un PP debilitado sea la única defensa de la monarquía porque la dirección actual del PSOE -ilegítima también pero por otras razones-, desesperada como está por conectar con sus votantes y aún más por compensar a sus militantes ha abierto una brecha con las declaraciones de Rubalcaba que no va a poder cerrar aunque lo intente, y termine sumándose tarde y mal, pero al final al cabo se sume a la ola republicana.
  3. Hasta que los casos de corrupción no han tocado el núcleo de la Corona ¿por qué que son si no los tejemanejes, catalogables -como mínimo- de tráfico de influencias de la “amiga especial/íntima/personal” del Rey y que tan bien explica la prensa internacional y tan mal la española? la realidad es que la imagen popular del Rey y todavía hoy, la del Príncipe, han resistido a la evidencia de que son multimillonarios y aún así insaciables.
  4. Y es que esa es una de las claves: el pacto entre los grandes medios de comunicación, editoriales, y creadores de opinión para sostener el personaje de un Rey cercano, trabajador -campechano lo llaman- y “barato” para ocultar su riqueza y como la ha obtenido que, con la crisis actual, haría saltar a la población porque tal y como dijo Valle-Inclán: al último rey no lo echamos por rey sino por ladrón. El apagón informativo supone que sólo dos semanas después ya sólo medios como Infolibre insistan en el ocaso de la monarquía.
  5. La III llegará pero no será socialista, con derecho de autodeterminación, antimilitarista y quién sabe cuántas cosas más que la(s) izquierda(s) pretenden ligar a lo que no es más -ni menos- que un cambio en la manera de elegir al Jefe de estado porque al final que los Borbones tengan hijos dentro de sus matrimonios amañados -literal en el caso de Juan Carlos y Sofía-, se maten entre ellos -literal en el caso de Juan Carlos y su hermano- o roben la corona usurpando la línea sucesoria -literal en el caso de Juan Carlos y su padre- es una manera como otra cualquiera de elegir al jefe de estado. Será más bien presidencialista y a doble vuelta, muy bipartidista y neoliberal -que es básicamente lo que la gente vota por cierto-.

Por todo ello, sumemos de todos lados a la lucha por la República y sólo luego hagámosla -en las urnas- como queramos que sea. Sólo así podremos decirle al heredero del tinglado: #FelipenoserásRey.

La carta

El sábado pasado iba a escribir una entrada sobre el 38 Congreso Federal del PSOE aprovechando el aniversario y contar porque pensaba y sigo pensando que los dos candidatos, siendo muy distintos, representaban lo mismo, porque Antonio Quero no fue realmente candidato -ni buen compañero- o qué fue de “mis locos” de Nuevo Socialismo pero estaba en Madrid y no quería postergar más la ejecución de una decisión ya tomada meses antes: mi baja del PSOE.

En 20 minutos -de ahí el resultado atropellado- escribí una carta dirigida a Alfredo Pérez Rubalcaba y me dirigí a Ferraz a entregarla… y la sede, por ser sábado, estaba cerrada -triste ironía-, así que me fui a Correos y la envié ¡con remitente y todo! A la tarde, en contra del criterio de personas que me quieren bien- la publiqué en este blog y esa misma entrada, ya a la noche, en twitter. Lo hice porque después de tantos años no me quería ir por la puerta de atrás, como si tuviese que avergonzarme de una decisión tan digna como fue la de afiliarme en su día pero sobre todo, porque quería explicar(me) ante mucha gente que se queda y a la que quiero. Publicar la carta ha generado aún más preguntas en forma de mensajes y llamadas que no me siento con fuerzas de contestar.

En fin, sigo en la(s) Izquierda(s) y en cuántas iniciativas progresistas me pueda meter a la vez pero no volveré a militar.

Me permitirán que haga una mención a aquellos amigos que se quedan y -sin decir nombres para no dejarme a nadie- los resumo en tres grandes grupos: los que quieren cambiar el PSOE desde abajo intentando liderar agrupaciones locales, a veces con éxito, como Sevilla Sur, Santa Cruz de Tenerife o Nou Barris (en el PSC) y otras sin ese éxito -por ahora-, como Las Palmas de Gran Canaria; los que participan en el debate de las ideas y siguen proponiendo en las ponencias y en las Conferencias Políticas -que no Conferencias de Organización, que nunca se harán- aunque sepan que no irán al espacio de debate final porque sus miembros ya están elegidos de antemano y por último, los que militan en Juventudes Socialistas, organización a la que siempre me sentiré ligado y de la que mantengo lo que dije en el Congreso de JSGC en el que dejaba de ser Secretario General: “lo mejor de Juventudes es que te echan por edad, imaginen que ocurriese en otros ámbitos”.

Un abrazo

y nos vemos en los bares… y en las manis!

DiscursoMiguelMontero

Pd: como un blog sin imágenes es un rollo y a solicitud de alguno/a les dejo una de las pocas fotos -las odio- que hay mías por ahí, precisamente de ese último congreso de JSGC.

Ganaste Rubalcaba, me voy

Estimado compañero,

mañana hace un año que comenzaba el congreso que ganaste y por tanto hoy es el día que vence el plazo para convocar la “Conferencia de Organización” que permitiría a los y las militantes -si así lo decidíamos dado que muchas propuestas iban en ese sentido- generar mecanismos para evitar que ningún gobierno del PSOE volviese a derrochar el caudal de ilusión y compromiso que la ciudadanía les legó en las elecciones.

Porque de eso va la “Conferencia de Organización”: de que los y las militantes generásemos métodos de elección más democráticos, hasta el punto de renunciar a la exclusividad de poder elegir candidatos abriendo esa posibilidad a la ciudadanía, porque los candidatos no son del PSOE sino de los ciuadadanos y ciudadanas que los votan -posibilidad descafeinada y postergada sine die que no se va a aplicar, por ejemplo en las elecciones europeas-. Pero también toda una batería de medidas para evitar duplicidades y cargos eternos y lo más importante: impedir que tú o tu supuesta némesis Carme Chacón -que al mismo curriculum como miembro del Consejo de Ministros anterior añade el asqueroso indulto a los banqueros- o por supuesto, Jose Luis Rodríguez Zapatero, como hizo en su día Felipe González Marquez, volviesen a traicionar el mandato de la ciudadanía. Porque de eso se trata -trataba- la Conferencia -y por eso no quieres hacerla-: de que la militanciase se empoderase y garantizase que la acción en las instituciones fuese fiel a lo que se espera del PSOE.

Siempre me sorprendió que un partido lleno de socialdemócratas -y tanta gente de tantas izquierdas a la Izquierda- no fuese socialdemócrata… fíjate que atrevimiento ¡socialdemócrata! ya no te digo otra cosa porque, siendo la mayoría republicanos y republicanas, sé que mientras vuestra generación “la de la Transición” esté al mando, éste y otros aspectos de nuestra fallida democracia no se resolverán, como la estructura del Estado, con ese federalismo sobrevenido y desesperado que sacan ahora como bandera y que no se escuchó cuando tocaba defender el Estatut.

Pero no eres tú, soy yo. Después de años defendiendo publicamente las posiciones del partido, no me creo nada de las medidas que propone ahora el gupo parlamentario que diseñaste -y del que formará parte “el golfo” de Carlos Mulas-Granados si corre la lista por Madrid-. Lo peor es que muchas -como las medidas antidesahucios- sé que ya existían pero estaban en las cajones…

Muchos compañeros y compañeras me han dicho en estos meses que me refugiase en mi ámbito pero es que soy canario y no puedo defender a un gobierno que sube las tasas universitarias, echa empleados públicos y a día de hoy, sigue condenando a muerte a miles de personas negándoles el derecho a la sanidad. Además soy grancanario y no creo en defender cualquier medida desarrollista por disparatada que sea y para colmo soy palmense, donde el partido camina hacia la irrelevancia por ausencia del concejal, portavoz municipal, diputado y secretario general por 4 votos -los mismos 4 o 5 o 15 votos de socialistas que no se pudieron afiliar en estos años por culpa de este mismo secretario general-.

He llorado mucho -y también he reído mucho- en estos años de militancia -son ya casi 13 desde que, con la mayoría absolutista del año 2000, creí que había que dar un paso al frente e implicarme -y quien me conoce sabe cuánto lo hice- y también sé que quedan miles que seguirán intentando cambiar un partido que era el de la mayoría pero yo me rindo, no puedo más. Ganaste, tú y todos los que son como tú.

Un saludo socialista,

Miguel Montero Naranjo.