Certezas de un republicano hoy.

La noticia rosa del día -o de política europea ¿quién sabe ya?- es la abdicación de Beatriz de Holanda. Por cierto, abdicación es que venga otro rey por si no había quedado claro, Pere Navarro.

Yo en cambio, soy republicano y ya lo era antes de que fuera mainstream. Y aparte de la broma, sí, republicano también hoy, pasadas ya más de 2 semanas -y parece que fue hace más de 2 meses- desde que se conmemorase el 82º aniversario de la proclamación de la II República y hoy estoy más convencido de 5 ideas:

  1. I Republica No sólo nunca celebramos la I República… se proclamó el 11 de febrero -sí, lo he tenido que buscar- sino que además mitificamos la II justificando cualquier error por su trágico final y eso seguirá alejando a amplios sectores de la(s) derecha(s) de la lucha por el ideal republicano -y sí, los necesitamos-.
  2. Juan Carlos I, el Ilegítimo, debió abdicar mientras gobernó el PSOE, partido monárquico que hubiese podido anular gran parte del descontento social. Ahora es inevitable que un PP debilitado sea la única defensa de la monarquía porque la dirección actual del PSOE -ilegítima también pero por otras razones-, desesperada como está por conectar con sus votantes y aún más por compensar a sus militantes ha abierto una brecha con las declaraciones de Rubalcaba que no va a poder cerrar aunque lo intente, y termine sumándose tarde y mal, pero al final al cabo se sume a la ola republicana.
  3. Hasta que los casos de corrupción no han tocado el núcleo de la Corona ¿por qué que son si no los tejemanejes, catalogables -como mínimo- de tráfico de influencias de la “amiga especial/íntima/personal” del Rey y que tan bien explica la prensa internacional y tan mal la española? la realidad es que la imagen popular del Rey y todavía hoy, la del Príncipe, han resistido a la evidencia de que son multimillonarios y aún así insaciables.
  4. Y es que esa es una de las claves: el pacto entre los grandes medios de comunicación, editoriales, y creadores de opinión para sostener el personaje de un Rey cercano, trabajador -campechano lo llaman- y “barato” para ocultar su riqueza y como la ha obtenido que, con la crisis actual, haría saltar a la población porque tal y como dijo Valle-Inclán: al último rey no lo echamos por rey sino por ladrón. El apagón informativo supone que sólo dos semanas después ya sólo medios como Infolibre insistan en el ocaso de la monarquía.
  5. La III llegará pero no será socialista, con derecho de autodeterminación, antimilitarista y quién sabe cuántas cosas más que la(s) izquierda(s) pretenden ligar a lo que no es más -ni menos- que un cambio en la manera de elegir al Jefe de estado porque al final que los Borbones tengan hijos dentro de sus matrimonios amañados -literal en el caso de Juan Carlos y Sofía-, se maten entre ellos -literal en el caso de Juan Carlos y su hermano- o roben la corona usurpando la línea sucesoria -literal en el caso de Juan Carlos y su padre- es una manera como otra cualquiera de elegir al jefe de estado. Será más bien presidencialista y a doble vuelta, muy bipartidista y neoliberal -que es básicamente lo que la gente vota por cierto-.

Por todo ello, sumemos de todos lados a la lucha por la República y sólo luego hagámosla -en las urnas- como queramos que sea. Sólo así podremos decirle al heredero del tinglado: #FelipenoserásRey.

Anuncios

La carta

El sábado pasado iba a escribir una entrada sobre el 38 Congreso Federal del PSOE aprovechando el aniversario y contar porque pensaba y sigo pensando que los dos candidatos, siendo muy distintos, representaban lo mismo, porque Antonio Quero no fue realmente candidato -ni buen compañero- o qué fue de “mis locos” de Nuevo Socialismo pero estaba en Madrid y no quería postergar más la ejecución de una decisión ya tomada meses antes: mi baja del PSOE.

En 20 minutos -de ahí el resultado atropellado- escribí una carta dirigida a Alfredo Pérez Rubalcaba y me dirigí a Ferraz a entregarla… y la sede, por ser sábado, estaba cerrada -triste ironía-, así que me fui a Correos y la envié ¡con remitente y todo! A la tarde, en contra del criterio de personas que me quieren bien- la publiqué en este blog y esa misma entrada, ya a la noche, en twitter. Lo hice porque después de tantos años no me quería ir por la puerta de atrás, como si tuviese que avergonzarme de una decisión tan digna como fue la de afiliarme en su día pero sobre todo, porque quería explicar(me) ante mucha gente que se queda y a la que quiero. Publicar la carta ha generado aún más preguntas en forma de mensajes y llamadas que no me siento con fuerzas de contestar.

En fin, sigo en la(s) Izquierda(s) y en cuántas iniciativas progresistas me pueda meter a la vez pero no volveré a militar.

Me permitirán que haga una mención a aquellos amigos que se quedan y -sin decir nombres para no dejarme a nadie- los resumo en tres grandes grupos: los que quieren cambiar el PSOE desde abajo intentando liderar agrupaciones locales, a veces con éxito, como Sevilla Sur, Santa Cruz de Tenerife o Nou Barris (en el PSC) y otras sin ese éxito -por ahora-, como Las Palmas de Gran Canaria; los que participan en el debate de las ideas y siguen proponiendo en las ponencias y en las Conferencias Políticas -que no Conferencias de Organización, que nunca se harán- aunque sepan que no irán al espacio de debate final porque sus miembros ya están elegidos de antemano y por último, los que militan en Juventudes Socialistas, organización a la que siempre me sentiré ligado y de la que mantengo lo que dije en el Congreso de JSGC en el que dejaba de ser Secretario General: “lo mejor de Juventudes es que te echan por edad, imaginen que ocurriese en otros ámbitos”.

Un abrazo

y nos vemos en los bares… y en las manis!

DiscursoMiguelMontero

Pd: como un blog sin imágenes es un rollo y a solicitud de alguno/a les dejo una de las pocas fotos -las odio- que hay mías por ahí, precisamente de ese último congreso de JSGC.

Odian el Senado porque odian España

¿Por qué sabemos cuánto ha costado la web del Senado y no la de ninguna otra institución? ¿Por qué se identifica el gasto con la Cámara en lugar de con el PP que es quien la rige con mayoría absolutísima?

Todas esas cadenas de correos electrónicos que apuntan a “los políticos” como responsable de la situación que vivimos incluyen una serie de propuestas que -lejos de ser regeneracionistas- son expresiones de un proyecto centralista y donde, en última instancia, los representantes son sustituidos por “gestores”, es decir: un nuevo fascismo. Si hay una de esas propuestas que han calado en la sociedad es, sin duda, la eliminación del Senado.

No es fácil defender su existencia en las conversaciones en las que sale el tema, hace las leyes y controla al Gobierno -suelo decir-, para eso está el Congreso -suelen responderme-. Aún más difícil es explicar su función de “cámara de representación territorial” porque la propia Constitución en su calculada ambigüedad no aclara a qué territorios se refiere más allá de mezclar provincias, islas, “poblaciones” de Ceuta y Melilla y al mismo tiempo a las CCAA -qué tampoco se sabía cuántas iban a ser en 1978-. Y muy pocos saben que su principal competencia exclusiva es aprobar “las medidas necesarias” -que no suspensión de la autonomía, que eso no existe- del famoso artículo 155.1:

Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras Leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

Puede parecer incongruente que una Cámara con histórica sobrerepresentación de las derechas tanto estatal como autonómicas la desprecien tanto pero se explica porque la derecha estatal ignora la pluralidad de España y las “periféricas” buscan la bilateralidad en las relaciones entre el Gobierno central y los autonómicos -de los que se creen dueños-. Caso aparte es el de UPyD, que juega a decir -en esto también- una cosa y la contraria: en las redes sociales y en declaraciones de sus dirigentes abogan por su supresión pero al final también prometen su reforma -sin concretar- y no dejan de presentar candidatos, con vídeos tan cargados de propuestas como éste:

Más preocupante es la falta de defensa por parte de las izquierdas estatales, más allá de la repetida promesa de su reforma en todos los programas electorales… por no hablar de ciertas izquierdas que se apuntan al discurso antitodo, con episodios tan penosos como la entrevista de Jordi Evolé al entonces senador del BNG Xose Manuel Pérez Bouza que habla de la inutilidad del Senado:

Por cierto, este senador, anteriormente portavoz en una Diputación provincial -y hasta que entrara a trabajar en esas dos instituciones que tanto denosta, hace 13 años, enfermero-, que anuncia que en el siguiente pleno presentaría una reforma del Senado, no lo hizo, es más: se volvió a presentar a las elecciones con un programa electoral que no la incluía y tras no salir elegido fundó otro partido, que tampoco menciona dicha reforma… y con el que se estalló en las elecciones autonómicas.

Tampoco ayuda a la valorización social del trabajo en el Senado el sesgo desde el punto de vista informativo que se resume en la pregunta periódica: ¿para qué sirve el Senado? cuestión que nunca he visto tratar sobre la CNMV o el CGPJ. Por otro lado, sólo el seguidismo desde los medios de comunicación canarios de la agenda política marcada por los nacionales explica como el único espacio político donde se recoge el principal hecho diferencial canario, la insularidad -sin la imposición de las artificiosas provincias- no tenga ninguna relevancia mediática.

Y no es que no haya propuestas de reforma, por ejemplo, ésta de la Fundación Alternativas -que recomiendo porque tiene un punto de vista desde las Ciencias Sociales y menos constitucionalista- escrita hace ya 5 años por @AlbertPenades -que publica en eldiario.es– e @iurquizu -figura emergente en los think tank cercanos al PSOE y habitual de El País-, y en la que se analizan las dos claves: la elección de los senadores y la mejora de su función como cámara territorial.

El problema final es que las izquierdas siguen esperando el consenso con unas derechas que consideran sus PPrivilegios: la sobrerrepresentación rural y la bilateralidad como derechos innegociables. Esas derechas -tanto estatal como autonómicas- que en el fondo odian el Senado porque podría ser la expresión del proyecto en común -siempre inconcluso- basado en el respeto a la diversidad que es el Estado de las Autonomías, o yendo incluso un poco más allá: en el fondo odian a España porque no es como les gustaría.

Sus guerras no son las nuestras.

Este gobierno está dinamitando los consensos en todos los ámbitos.

Hoy el Rey el Ilegítimo condecoró de manera colectiva a los desgraciados que murieron cubriendo “obligados” la estampida de sus compañeros y oficiales de un terreno que nunca fue suyo en la última campaña militar española hasta el momento: el Desastre de Annual; si no contamos como tales las aventuras de González, Aznar y Zapatero -porque sí, seguimos en Afganistán-.

Son muchas las preguntas: ¿por qué ahora? ¿por qué esa condecoración? ¿para qué?

Ahora porque este gobierno está inmerso en una campaña en muchos frentes para crear hegemonía -así vemos que con la excusa de la crisis se recortan derechos como las pensione “ahorrando” un menor importe que si se eliminasen PPrivilegios como las desgravaciones a las aportaciones a planes de pensiones privados- y en el ámbito que nos ocupa, reescribir la que durante décadas fue una vergüenza nacional -asumida a regañadientes por la derecha- como es todo lo que rodeó a las campañas africanistas y lo que de ello se derivó: unos militares sanguinarios que no aceptaron que se les cuestionase con el tristemente famoso Informe Picasso (el enlace es de una publicación tan poco sospechosa como La aventura de la Historia, del grupo Unidad Editorial, los del El Mundo y Expansión)  de ahí a la Dictadura de Primo de Rivera y con sus generales supervivientes, al Golpe de  estado de julio de 1936. Pero también ahora porque el abuelo de Jose Manuel García-Margallo y Marfil, actual ministro de Exteriores -y amigo del Ilegítimo al igual que el industrial de las armas y también ministro Pedro Morenés y Álvarez de Eulate (escribir estos apellidos tan compuestos me recuerda en manos de quien estamos)- es uno de los oficiales que murió en tan heroico acto. Para rematar, hoy 1 de octubre fue investido Jefe de Estado Francisco Franco Bahamonde. Tremendo combo como explica perfectamente Enric Sopena.

Esa condecoración: la Laureada de San Fernando colectiva se ha concedido desde 1811 a mayor gloria de los éxitos militares patrios… y a falta de estos, a las “gestas” de los golpistas durante la Guerra Civil, como la “defensa” del Alcázar de Toledo, concedida por el mismísimo Franco, que también la tiene en su versión individual. Por cierto, buscando información sobre tan penoso episodio he encontrado la arenga -pistola en mano- a los pobres soldados:

“La situación, como ustedes verán, es crítica. Ha llegado el momento de sacrificarse por la Patria, cumpliendo la sagradísima misión de nuestra Arma. Que cada uno ocupe su puesto y cumpla con su deber. ¡Soldados! Ha llegado la hora del sacrificio. Que cada cual cumpla con su deber. Si no lo hacéis, vuestras madres, vuestras novias, todas las mujeres españolas dirán que somos unos cobardes. Vamos a demostrar que no lo somos”.

El honor del qué dirán… “nuestras mujeres”. Vivaspaña!

Y finalmente, ¿para qué? Opino que para contentar al Ejército -tan soliviantado su sector ultra con la posibilidad de la independencia de Cataluña- pero también para molestar a Marruecos… y es que una contestación diplomática y/o política le viene bien a este gobierno no sólo como maniobra de distracción ante la ciudadanía sino directamente para galvanizar a su electorado ahora mismo desanimado y disperso.

A todo esto, el Informe Picasso (más info interesante en francés pero se puede traducir), que implicabla al Rey -este sí legítimo, pero igual de sinvergüenza- no se conserva íntegro pese a ser un documento oficial y haber generado no poco debate parlamentario -me encantaría encontrar el discurso de los socialistas-, periodístico y social en su día, hoy pasa inadvertido y con este reconocimiento, despreciado y olvidado. Y la responsabilidad de España en el uso comprobado de armas químicas -primera vez en la Historia, triste marca- contra la población civil rifeña de nuevo soslayada. Triste guerra que sirvió para truncar los sueños de un estado moderno tal y como lo diseño Abd el Krim -no, la República del Rif no se estudia en los libros españoles de Historia-.

Que un gobierno ultra condecore a unos militares suicidas cuyo único mérito fue obedecer a los oficiales responsables de uno de las mayores masacres tanto de tropas españolas como de población civil indefensa no debería ser sorpresa, que la izquierda no responda ante tan manifiesta intentona de blanquear uno de nuestros episodios recientes más vergonzosos da más pena que rabia.

Pd: no sé si Eric Hobsbawn escribió sobre este suceso aparte de una breve reseña en su magna obra ´Historia del s.XX´ pero sí estoy seguro que su punto de vista hubiese sido crítico y solidamente argumentado. Tuve la suerte de asistir a una conferencia suya en el año 2000 junto a Josep Fontana y sólo puedo decir: se van los grandes. DEP.

Entre todos las empujaron y ellas solas cayeron…

Aparte del sainete de la comisión de exculpación investigación en el Congreso de los Diputados -con momentos memorables con Bankia de protagonista-, el mes de julio nos dejó dos noticias relacionadas con la Obra Social de las cajas de ahorros -bueno dos no, porque una se repitió hasta la saciedad y la otra no tuvo casi repercusión-. La primera era sobre el recorte de las partidas dedicadas a Obra Social en 2011 y la otra sobre la reducción del porcentaje dedicado a Obra Social en los años 1996 a 2006. Parecen la misma noticia con fechas distintas pero no: una es la comparativa entre el año 2011 y el 2010 -bajada del 23% justificable por la crisis- y la otra, la evolución entre el porcentaje dedicado a Obra Social sobre el beneficio neto de las entidades desde el principio del boom del “milagro económico español” (1996) hasta su momento álgido (2006). El distinto impacto en los medios -típica búsqueda en google de [obra social 23% 2011] genera 349.000 resultados y [cajas de ahorros obra social 1996 2006] menos de la mitad: 173.000… responde a que la primera información la proporciona la CECA y la segunda es un trabajo de investigación universitario acerca de como se pervirtió el signo más distintivo de las cajas de ahorros al albur del “ladrillazo” y ya sabemos que los medios -si no son de economistas encuadrados en FEDEA– no suelen difundir estudios académicos.  Su lectura es muy recomendable porque pone el acento en la raíz del problema: la codicia de los directivos, no de los “políticos” necesariamente, porque en contra de lo que se repite, no todas las cajas estaban dominadas por los representantes de instituciones democráticas -que de eso es de lo que se habla en realidad cuando se usa el término peyorativo “politizadas”- y ésta variable no afecta por ejemplo al uso final que se le diera a las partidas destinadas a Obra Social (como señalan en otro trabajo muy recomendable de la Universidad de Valladolid)-. Por cierto, estos mismos directivos -con la omisión de su deber de vigilar del regulador: el Banco de España- hundieron ¡se dice pronto! el 50% del sistema financiero español.

Y es que, aunque la Obra Social es sólo una parte de los fines sociales de las cajas de ahorros, sí es/era el símbolo más reconocible. Obra Social plagada de claroscuros, valgan un ejemplo que me queda cerca “geográficamente”:

El video es parte de la campaña de una caja que ya no existe -en el momento que se escribe este post ya se ha inscrito en el Registro la fusión compra por parte de Caixabank- y no está de más decir que “nuestros olímpicos” -para una caja de ámbito autonómico- son sólo de una de las islas: Tenerife. Si alguien entiende que el dinero de la Obra Social deba dedicarse a autopromoción en los medios de comunicación es que tiene una visión más cercana al márketing solidario que a la Responsabilidad Social Corporativa… pero definitivamente ninguna de las dos cosas son la vocación original de las Obras Sociales.

Y como éste hay muchos más ejemplos de dinero de Obra Social destinado al autobombo, como el concurso de bandas “La Caja Sonora”, que bastó que el ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria retirase parte del apoyo económico para que La Caja de Canarias aparcase el proyecto sin tan siquiera mencionarlo en su memoria anual de 2011.

Con todo, algunas entidades siguen haciendo honor al nombre de Obra Social: desde la mayor “la Caixa” a las dos menores: Caixa Ontinyent y Caixa Pollença demostrando que aquí el problema nunca fue el tamaño…

Resumiendo, de la Obra Social en particular y de las las cajas de ahorros en general mucho se ha escrito -últimamente nada bueno- por eso decepciona tanto que políticos de intachable trayectoria de izquierdas como Jose Antonio Pérez Tapias (@japtapias) ventilen tan ligeramente -con frases como la que da título a esta entrada- el ocaso de un modelo casi centenario… y en la misma medida reconforta encontrar blogs como el de Pablo Hervás (@phervas) en defensa de unas entidades que nacieron precisamente para evitar la exclusión financiera -a la que ahora nos dirigimos de nuevo-.

Y finalmente, de por qué la sociedad civil no puso nunca el grito en el cielo por el mal uso que se le estaba dando a parte de la Obra Social de algunas cajas hablaremos otro día, pero -con toda la crítica necesaria- es pertinente recordar que los bancos nunca tendrán nada parecido y lo más importante, las personas nunca volveremos a poder contar con tan ingente y variada labor.

Recortables.

Ahora todo es recortable, menos los privilegios.

Se recortan derechos y se venden como recortes de las instituciones, porque de esto se trata el (de momento sólo resumen para la nota de prensa) Anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local -los enemigos de los debates nominalistas(sic) son casualmente unos maestros en ponerle nombre a las leyes-: Racionalización -¿quién no quiere racionalizar y más así, en mayúsculas?- y Sostenibilidad -todo el mundo adora lo sostenible y más ahora lo economicamente sostenible-, lo firmo ya!

Tras los dos nuevos conceptos de la neolengua gubernamental hay un recorte al derecho a la participación política, reduciendo las posibilidades de acceder a un cargo de representación con la excusa del ahorro -lo explica muy bien Pablo Simón en Politikon en este sentido post– pero también, por ejemplo, a los derechos a la Sanidad y a la Educación en nombre de la eliminación de las “competencias impropias”, es decir: si ayuntamientos como el de Las Palmas de Gran Canaria tienen una red de centros de educación infantil de 0 a 3 años -guarderías los llamamos la mayoría- a partir de ahora esta competencia vuelve a donde toca obviando que, si mayorías municipales progresistas asumieron la implementación de este servicio público era porque la Comunidad Autónoma o el Gobierno central en su día no lo hacían y quizás, dependiendo del color político de quien esté al frente, no lo hagan ahora tampoco. Y es que estas terribles competencias impropias, como residencias de mayores, viviendas pública en alquiler u oficinas de integración de inmigrantes supondrán un ahorro estimado de “3.500 millones de euros por la eliminación de duplicidades” (según el mismo resumen propagandístico del Consejo de Ministros) porque simple y llanamente dejarán de prestarse esos servicios públicos.

Por si les queda alguna duda reproduzco un párrafo del mismo fatídica resumen: “A partir de ahora se distingue entre servicios obligatorios y facultativos. Los municipios tendrán la garantía de una cobertura financiera suficiente para sus servicios obligatorios y, por encima de un nivel estándar de prestación de servicios, su financiación no podrá ser reclamada a otra administración. Sólo cuando estén garantizados financieramente los servicios obligatorios se podrán prestar servicios facultativos.” Y todo por no entrar en el fondo de la cuestión: la financiación municipal -o mejor dicho, la crónica insuficiencia de la financiación municipal– que se pretende resolver aquí por la vía de reducir los gastos, nunca de aumentar los ingresos.

Ante esto, el número de asesores y la retribución de los/as alcaldes/as es lo de menos, munición para el falso debate sobre lo que cobran “los políticos”, que obvia una vez más el debate sobre los privilegios de unos pocos -los mismos de siempre y que a partir de ahora llamaré PPrivilegios- y que aquí se ejemplifica en la propuesta cobarde, tardía y timorata del PSOE de cobrar el IBI a la Iglesia por los lugares que no sean de culto, respondida por el PP con el recurso manido de citar a su brazo armado solidario: Cáritas.

La respuesta de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) ante el enésimo ataque a la autonomía municipal de este gobierno es cuanto menos tímida -lógico si vemos que está bajo el control del PP- teniendo que recurrir a las de las federaciones autonómicas como la canaria FECAM para ver alguna crítica -si bien ésta es más que nada de carácter corporativista-.

¿Y por qué usted no ha podido leer nada de esto en los grandes medios si los datos están en el dichoso resumen del Consejo de Ministros tantas veces citado? Porque han obviado este retroceso en el Estado de Medioestar o directamente han glosado “la reducción de burocracia” y el “ahorro de millones de euros” -éste último con datos muy poquito rigurosos (un 30% de la cifra inventada de 50 millones es tachán: “más de 20 millones”)-.

Y es que ahora, más que nunca, los derechos son recortables.