La carta

El sábado pasado iba a escribir una entrada sobre el 38 Congreso Federal del PSOE aprovechando el aniversario y contar porque pensaba y sigo pensando que los dos candidatos, siendo muy distintos, representaban lo mismo, porque Antonio Quero no fue realmente candidato -ni buen compañero- o qué fue de “mis locos” de Nuevo Socialismo pero estaba en Madrid y no quería postergar más la ejecución de una decisión ya tomada meses antes: mi baja del PSOE.

En 20 minutos -de ahí el resultado atropellado- escribí una carta dirigida a Alfredo Pérez Rubalcaba y me dirigí a Ferraz a entregarla… y la sede, por ser sábado, estaba cerrada -triste ironía-, así que me fui a Correos y la envié ¡con remitente y todo! A la tarde, en contra del criterio de personas que me quieren bien- la publiqué en este blog y esa misma entrada, ya a la noche, en twitter. Lo hice porque después de tantos años no me quería ir por la puerta de atrás, como si tuviese que avergonzarme de una decisión tan digna como fue la de afiliarme en su día pero sobre todo, porque quería explicar(me) ante mucha gente que se queda y a la que quiero. Publicar la carta ha generado aún más preguntas en forma de mensajes y llamadas que no me siento con fuerzas de contestar.

En fin, sigo en la(s) Izquierda(s) y en cuántas iniciativas progresistas me pueda meter a la vez pero no volveré a militar.

Me permitirán que haga una mención a aquellos amigos que se quedan y -sin decir nombres para no dejarme a nadie- los resumo en tres grandes grupos: los que quieren cambiar el PSOE desde abajo intentando liderar agrupaciones locales, a veces con éxito, como Sevilla Sur, Santa Cruz de Tenerife o Nou Barris (en el PSC) y otras sin ese éxito -por ahora-, como Las Palmas de Gran Canaria; los que participan en el debate de las ideas y siguen proponiendo en las ponencias y en las Conferencias Políticas -que no Conferencias de Organización, que nunca se harán- aunque sepan que no irán al espacio de debate final porque sus miembros ya están elegidos de antemano y por último, los que militan en Juventudes Socialistas, organización a la que siempre me sentiré ligado y de la que mantengo lo que dije en el Congreso de JSGC en el que dejaba de ser Secretario General: “lo mejor de Juventudes es que te echan por edad, imaginen que ocurriese en otros ámbitos”.

Un abrazo

y nos vemos en los bares… y en las manis!

DiscursoMiguelMontero

Pd: como un blog sin imágenes es un rollo y a solicitud de alguno/a les dejo una de las pocas fotos -las odio- que hay mías por ahí, precisamente de ese último congreso de JSGC.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s